Ingenuidad catalana

Ignoro si se trata de un atributo socio-cultural o solo afecta a lo que aquí se conoce cómo “el proceso”. Desde que llegué a estas tierras – hace ahora dos años y medio-, vengo alertando de este presunto déficit a todo aquel que quiera escucharme, pero no he tropezado todavía con nadie con capacidad suficiente para ponerle remedio. La mayoría de opinadores -pero sobre todo la facción puente aéreo y tercera vía-, se sorprendían y hacían mil cábalas preguntándose cómo era posible que el gobierno español, no solo no reaccionara ante unos sucesos potencialmente capaces de adquirir una dimensión histórica -tal vez irreversible-, sino que ni tan siquiera pestañeara. Probablemente, el tancredismo congénito de Mariano Rajoy hizo creer a algunos que se correspondía con una apuesta personal del registrador gallego, pero nada más lejos de la realidad. Solo tenían que haber prestado un poco de atención a una historia que se repite una y otra vez y extraer de ella las oportunas conclusiones. La utilización de mercenarios, la figura del esbirro y la traición de las concubinas, han estado siempre presentes en los momentos cruciales de la historia de España y ha sido la baza que secularmente y con indudable éxito, han venido jugando reyes y gobernantes españoles.

Bertrand  Desde Vellido Dolfos y Bertrand du Guesclin, hasta la novia despechada que le salió rana al retoño de Jordi Pujol ó el bancario andorrano infiel con sed de venganza, interpretan perfectamente el papel que les tiene reservado la historia. Mientras los miembros del “Consell Assessor” se dejaban las pestañas cumplimentando informes, tratando de revestir legalmente una consulta reclamada por una abrumadora mayoría de los ciudadanos de Cataluña, las alcantarillas del Estado funcionaban  a pleno rendimiento reclutando a un batallón de quintacolumnistas dispuestos a venderse en tiempos difíciles, por un plato de lentejas. Lo del Tribunal Constitucional y el artículo 155 de la Constitución son planes alternativos para utilizar solo en caso de emergencia. Y lo de la democracia española, una auténtica quimera, siempre atada y bien atada.

novia  El desequilibrio de fuerzas es muy acusado. Los recursos del Estado dedicados a sabotear el proceso de autodeterminación de Cataluña se nutren de unos fondos reservados que son prácticamente ilimitados. Un gobierno con mayoría absoluta en el Congreso, no tiene demasiados problemas en hacer nuevas dotaciones en función de sus necesidades. El CESID sospechaba que los fondos acumulados por la familia Pujol, podían ser utilizados para contrarrestar los efectos de esta ofensiva y no han dudado en lanzar contra ellos todos los efectivos de la UDEF. Los especialistas del Estado, que calibran objetivamente la situación y que trabajan en el anonimato, saben muy bien que en esta apuesta,  a España le va la vida. La ausencia de Cataluña representa prácticamente el hundimiento del Estado español en el ranking de los países industrializados, con todas las repercusiones que esta situación conlleva.

Están decididos a apurar todos los medios legales e ilegales para evitar la emancipación de Cataluña. Conocen los puntos débiles de los catalanes y además están decididos a no hacer prisioneros. Disponen sin limitaciones del mejor apoyo demoscópico y saben muy bien que el concepto de integridad enraizada en la cultura catalana puede convertirse en su talón de Aquiles. Han constatado a lo largo de los últimos años, que los casos de corrupción no hacen mella en su electorado de Madrid, Valencia y Baleares, pero saben muy bien que -como en tantas otras cosas-, en Cataluña las cosas son sustancialmente diferentes. Cuentan con que una buena parte del electorado catalán pasará factura a sus líderes políticos tan solo con la sospecha de que su comportamiento no haya sido del todo edificante. Es lo que palpo y lo que intuyo a mi alrededor.

 

Anuncios

12 comentarios en “Ingenuidad catalana

  1. Pasará factura y quien ganará la próxima vez será Junaqueras (ERC) como en los años 30 cuando ya se proclamó la independencia, por cierto, hay quien dice que causa efecto cuando se ha realizado ya previamente. Nosotros también sabemos como actúan y el sr. Junqueras siendo economista y historiador, hace equipo con el también economista Mas. Lo que el estado no debe recordar es que en aquella época ya dieron su vida dos representantes de estos partidos Companys (ERC) y Carrasco i Formiguera (UDC) porque la verdad es que se ha llegado siempre hasta el final que resultaba en sentencia de muerte o cárcel. Hoy en día a diferencia del siglo XVIII o los años 30 España carece de esta fuerza ilimitada porque al estar en la UE la violencia no la puede usar. Han perdido la partida.

    Me gusta

  2. Sí, es cierto: a la rancia España no le interesa que Cataluña se vaya, la odian, pero la necesitan.
    PERO, también es cierto, Cataluña se parece demasiado a España como para pensar que la independencia nos volverá mejores. Puede que Rajoy actúe por interés contra Pujol, lo que no impica que los delitos no existan, solo que hasta ahora (y durante muchos años) han mirado para otro lado porque Pujol nunca fue independentista y les convenía. Ahora ya no.

    http://www.elrelatorimaginario.blogspot.com.es/2014/08/el-legado-de-jordi-pujol.html

    De todas formas, puntos ce vista como el tuyo ayudan. Saludos
    Xavier

    Me gusta

  3. Eso es lo que son estos catalanes, unos ingenuos pensando que algún día se separaran de la España que unieron los reyes Católicos ¿Que pone en vuestro carnet de identidad pringados? Sin España no sois nada

    Me gusta

    • ¿Quien dijo que la España actual la unieron los Reyes Católicos? Estudia un poco la historia y te enterarás de que la actual España es el resultado de la derrota de Catalunya, por la tropa borbónica, en la guerra de Secesión. Barcelona capituló después de 14 meses de sítio el 11 de septiembre de 1714. Unos cuantos años después de los Reyes Católicos, Ignorante!!!

      Me gusta

  4. Es un problema de élites. Ahora las élites catalanas han comprobado, a diferència de fases anteriores, que el Estado español ya no les sirve y que en un nuevo marco globalizado los que se llevan la mejotr parte son los estaddos pequeños -tesis defendida por Alberto Alessina, de la univresidad de harvard, y con toda la razón-. Por tanto si esas élites deciden ir por el atajo sin el paso intermedio del decimonónioco Estado español lo harán,,,,,El negocio es lo que importa y todo lo demás está supeditadoa ello, incluídos uns hipotéticos principios morales, que dejan de serllo para convertirse en obstáculos c uando está en juego el beenficio, y por ello en el fondo los trapicheos del señor Pujol y familia no dejan de ser una minucia. Por tanto los ingenuos son los que supeditan un aactuación de les llamadas clases dirigentes – de hecho más que dirigir se dejan llevar- a cualquier principio ético. La historia jamás vuelve atrás, y la suerte de Cataluña ya está echada: “alea jacta est”….Y no sólo de cataluña.

    Me gusta

    • Tu et creus de debó que les elits poden convèncer 1800.000 persones de sortir al carrer a reclamar independència?
      Em sap una mica de greu que ens trobis tan babaus.
      La independència, a Catalunya, fa moooolts anys que es reclama i hi ha hagut moooolts intents d’aconseguir-la i hem estat moooolt dissortats…fins ara.
      Amen

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s